Bañera o Ducha ¿Con Cual Ahorro Más Agua?

By 5 diciembre, 2017Baños y Duchas

Debemos tener en cuenta que los humanos somos los principales responsables de la situación medioambiental en la que se encuentra el planeta. Llevamos muchos años maltratando a la naturaleza con un crecimiento imparable e insostenible. Pero esto está empezando a cambiar gracias a una mayor concienciación por parte de todos y a la aportación de nuevas instalaciones y dispositivos que nos ayudan a ahorra de forma significativa agua potable. Un buen comienzo, es por ejemplo, el cambio de la bañera por ducha en nuestros hogares. El agua es vital, cada vez más escasa, valiosa y codiciada, por lo que empieza a valorarse como el petróleo del siglo XXI.

En más de una ocasión seguro que te has preguntado, cuál será la mejor opción para ahorrar agua, ducha o bañera. A continuación aportamos datos de consumo que te ayudaran a tomar la mejor decisión. Estamos prácticamente seguros que tu determinación final será cambiar la bañera por una ducha.

Los cálculos en consumo de agua para llenar una bañera estándar, están en torno a los 230 litros y el gasto estimado para la ducha se cuantifica entre 8 y 15 litros por minuto. El tiempo razonable para darse una ducha deber ser de 5 a 10 minutos, de esta forma si tomamos como referencia los mayores valores 15 litros x 10 minutos tendremos un consumo aproximado de 150L que supone un importante ahorro respecto a los 230L consumidos por la bañera.

Evidentemente, el derroche de agua dependerá en gran manera de nuestra propia concienciación y cultura respecto a la preservación del agua. Si nuestras duchas son excesivamente prolongadas el ahorro desaparecerá llegando a superar el gasto ocasionado para un baño.

Además, en favor de la ducha, hoy en día contamos con novedosas ideas e inventos que nos ayudan a reducir considerablemente el consumo. Algunos de ellos son:

  • Ahorradores de agua: sistemas instalados en los grifos para controlar el caudal de agua vertida. Gracias a que el agua viene mezclada con aire el flujo es menor.
  • Grifos termostáticos: con estos sistemas podemos prefijar la temperatura, ahorrando así el agua que perdemos normalmente hasta conseguir atemperar el agua a la temperatura deseada.
  • Sistemas de reutilización de agua sobrante.

Ahorra gran cantidad de litros de agua cambiado tu bañera por una moderna ducha que incorpore grifería con la última tecnología.