Consejos para reformar un baño familiar

By 31 octubre, 2017Baños y Duchas

Uno de los lugares más concurridos en una casa es el cuarto de baño, sobre todo si se trata de una familia ya que contamos con varias personas, incluido niños y puede que hasta mascotas. Debido a esto es mejor que el baño esté preparado para que cumpla todas las necesidades de la familia sin perder practicidad, facilitando la limpieza y el mantenimiento.

APROVECHAR ESPACIOS EN LA REFORMA DE BAÑO FAMILIAR.

Antes de empezar una reforma hay que tener en cuenta varios factores que pueden hacernos decantar por unas opciones o por otras, hay que saber cuántos miembros de la familia van a usar el baño, sobre qué horas, qué edades tienen, etc. Con esto puedes averiguar, por ejemplo, si te conviene más un plato de ducha o una bañera. También tienes que fijarte en las limitaciones del espacio, si tiene ventanas, dónde se sitúa la puerta y el tamaño de la habitación. Analizando estas variables se puede hacer una distribución que aproveche al máximo el espacio que tenemos.

LAS PRIORIDADES DE LA REFORMA DE BAÑO FAMILIAR.

Después debemos tener claro que va a ser lo principal en nuestro baño, para que podamos usarlo cómodamente y se pueda limpiar con facilidad, cada elemento ha de tener su espacio de uso, sería una molestia si dos o más elementos del baño utilizaran parte del mismo espacio y fueran a ser usados a la vez. Si se tiene una lista de prioridades es mucho más sencillo dar con el diseño adecuado para nuestro baño, es decir, si lo van a usar niños ganaríamos espacio con una encimera integrada y suspendida, pudiendo guardar debajo taburetes para que lleguen bien al lavabo, o si no se va a usar el bidé se puede quitar y reorganizar el resto de elementos del baño.

DEFINIR ESPACIOS.

Para que el baño sea lo más higiénico posible y sea fácil limpiarlo, lo mejor es un revestimiento cerámico hasta el techo, aunque quedan muy bien los revestimientos que dejan un margen en la pared, no es recomendable para un baño que pueda tener mucha actividad. Si solo tenemos un baño y es lo suficientemente grande, se puede compartimentar para separar la ducha y el sanitario del lavabo, logrando que varias personas puedan usarlo al mismo tiempo sin molestarse los unos a los otros.

DETALLES A TENER EN CUENTA EN UN BAÑO FAMILIAR.

En el caso de que el baño sea amplio, no hay nada mejor para una familia que una encimera doble, con espacio para multitud de compartimentos bajo el lavabo, y para bañarse si los niños lo hacen solos lo ideal es una ducha, pero si quieres tener una bañera de todos modos, las bañeras exentas pueden ser tu mejor opción.

LA PUERTA DE UN BAÑO FAMILIAR.

Para finalizar no hay que olvidarse de la puerta, si se instala corredera puede cambiar totalmente la distribución del baño para ganar, por ejemplo, mayor espacio de almacenamiento, que siempre es necesario para guardar todos esos elementos que usamos diariamente en el aseo personal y que en muchos casos no se tiene espacio suficiente para guardarlos.

Con estos consejos se consigue tener el baño ideal para la familia, un baño todoterreno y práctico que hará más fácil la convivencia familiar.